Hacks de Mamá

Hacks de Mamá

3 minute read

Este es uno de nuestros meses favoritos porque como bien sabes, amamos los hacks. ¿Y qué mejor manera de celebrarlo que honrando a la reina de los hacks? 

Es por eso que queremos darte un par de tips que nos enseñaron nuestras mamás, en una de esas capaz y aún no los sabes ;)

1) ¿Mucho trabajo en la semana?

Esta técnica NUNCA nos falla, puedes cocinar un par de platillos durante el fin de semana y dejar las porciones en tuppers, congeladas y listas para el día que las necesites.

Solo POR FAVOR, no olvides regresar el tupper a casa ;)

 

2) ¿Compraste verduras de más?

Suele pasar, ¡no te preocupes! En el caso de las  zanahorias y apios, puedes ponerlos cortados en un jar con agua y dejarlos en el refri, descubrirás que durará por más tiempo.

Si te quedaron muchos tomates, puedes hervirlos y licuarlos. Es una forma de conservarlos mejor y tener a la mano salsa para spaguetti, picadillo, chilaquiles ¡lo que se te antoje!

  La verdad es que estas reinas nos podrían dar todo un manual de hacks en comida, así que tuvimos que escoger solo 2 para poderte contar más de otros departamentos (emoji ojos changuito)

 

3) ¿Han visto mi…?

Nuestras mamás no fueron Marie Kondos nada más porque no quisieron eh, pero sin duda este es un gran hack que te ahorrará mucho tiempo. Un espacio de vida y/o trabajo ordenado siempre será reflejo de quiénes somos, y no solo eso, nos permitirá disfrutar y crear donde estemos.

#ProTip: Planea tu semana con una agenda cada Domingo, notarás que tus Lunes inician como debe ser, like a (lady) boss ;)

 

4) Ready, coffee, go!

Un buen café siempre hace la diferencia en nuestros días, ¿has intentado dejarlo programado para que esté listo la mañana siguiente? Si tu cafetera no puede programar, también puedes dejar agua y café listos en ella solo para presionar el botón de brew por la mañana.

#ProTip: utiliza el café que queda en el filtro para una deliciosa sesión exfoliante ;)



5) Tough week?

Llegaste de trabajar, es viernes y quieres tomarte una cerveza fría pero...se te olvidó meterlas al refri ¡no os preocupéis! Basta con tomar una servilleta, mojarla y envolver tu cerveza; puedes agregar un envoltorio más de aluminio, meterlo al congelador por 5 minutos y... ¡a disfrutar se ha dicho!

 

 

¿A ti qué hacks te enseñó mamá? Compártelos vía redes sociales con nosotras, ¡nos encantará leerlos!



« Back to Blog